domingo, 6 de mayo de 2012

Noche de debate, noche de propuestas.

Manuel Gómez Granados.
La Crónica de Hoy.
Domingo 6 de mayo de 2012.

Esta noche, cuando el reloj marque las 20:00 horas, un número importante de estaciones de radio y televisión, e incluso portales de internet, tanto nacionales como extranjeros, transmitirán el debate que enfrentará a las personas que buscan asumir la Presidencia de la República el 1° de diciembre del año en curso. Es una oportunidad para cotejar y comparar qué proponen y cómo lo proponen quienes aspiran a la mayor responsabilidad política del país.

El debate no ocurrirá en una especie de éter silencioso. Todo lo contrario. Ocurre en un contexto en el que muchos mexicanos queremos escuchar a Josefina Vázquez Mota, Enrique Peña Nieto, Andrés Manuel López Obrador y Gabriel Quadri. Existen muchas expectativas,  deseos e incertidumbres.

¿A qué hay que prestarle atención? Un debate puede ser visto de muchas maneras. Puede ser instrumento de escarnio, para buscar el proverbial pelo en la sopa -lo cual sería lamentable-, o como una oportunidad para evaluar las propuestas, para ver el futuro y para construir un mejor país para todos. Considero que, en el tema que propugna la construcción de un México con mejores condiciones de desarrollo, justicia y paz para los mexicanos, Josefina Vázquez Mota lleva una ventaja importante sobre sus adversarios.

La bondad de sus propuestas depende, por una parte, de la experiencia que ha acumulado y la valentía que ha demostrado tanto como legisladora como en su trabajo en dos secretarías de Estado, particularmente su insistencia en eliminar el fuero y avanzar más en transparencia y rendición de cuentas. Además, su plataforma es producto de un trabajo firme y responsable, pues asume que los electores entienden que no se pueden hacer promesas vacías, saben bien que es fácil prometer casi cualquier cosa durante la campaña, pero que cumplir es lo que resulta complicado. Esa es la ventaja que seguramente Josefina mostrará durante su participación en el debate, la de saber qué se tiene que hacer, y cómo hacerlo.

Lo que hace a Josefina una candidata diferente es su capacidad de resolver los problemas que ahora enfrenta el país, sus propuestas se organizan a partir de cuatro pilares. Uno, relativo a la seguridad, a la igualdad ante las leyes. Otro, dedicado al bienestar, a la igualdad de oportunidades. El tercero, que promueve una cruzada por la productividad. Finalmente, uno dedicado a construir un México mejor en un mundo mejor.

Todo su discurso está orientado a mejorar la vida de las mujeres y sus familias. Esas iniciativas hablan de la necesidad de garantizar la igualdad de oportunidades para las mujeres. Para hacer realidad esta meta, la candidata ha seleccionado cinco políticas de alta incidencia:

1. Duplicar el número de las incubadoras de negocios, de modo que pasen de las 200 que existen actualmente, a 400. La razón es sencilla; las incubadoras de negocios son la mejor garantía de que se crearán empleos formales y estables, pues ocho de cada 10 empresas que han pasado por una incubadora se mantienen en operación dos años después de su apertura.

2. Duplicar, hasta llegar a los 10 mil millones de pesos, el presupuesto para los programas de financiamiento para mujeres trabajadoras y emprendedoras. Para fortalecer este avance, Josefina propone agregar una amplia reforma de los más de 40 programas de apoyo a proyectos productivos de manera que se elimine el clientelismo y se garantice una amplia participación ciudadana.

3. Impulsar la reforma laboral, de manera que, al facilitar condiciones de contratación, se creen al menos 400 mil nuevos empleos, adicionales a los que se generan al año en la actualidad.

4. Triplicar las estancias infantiles, de modo que sean un total de 27 mil, para que las mujeres puedan continuar sus estudios, trabajar, participar en organizaciones civiles o en la política, en igualdad de condiciones, y reducir así el peso de la llamada "doble jornada". Además, propone extender la jornada escolar hasta las 17:00 horas, que incluya alimentos y tiempo para hacer tareas. Con ello responde a las preocupaciones de madres trabajadoras y padres de familia.

5. Crear una Red de Cuidado a Domicilio que apoye a las familias con personas enfermas o discapacitadas, de modo que nadie se quede sin estudiar, sin trabajar, sin encontrar y realizar su vocación profesional.

Propuestas como éstas hacen de Josefina una candidata diferente, que insiste en la igualdad esencial de varones y mujeres, reconoce el valor de la dignidad humana, la prioridad de la persona sobre las cosas y la primacía del trabajo sobre el capital.

Una mujer como Josefina hace la diferencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario