sábado, 23 de junio de 2012

Porque es la mejor

Excelsior.
Sábado 23 de junio de 2012.
Manuel Gómez Granados.
A una semana de la tercera elección presidencial de este siglo, argumento mi voto a favor de Josefina Vázquez Mota. El tiempo que tengo de conocerla me ha dado la oportunidad para asombrarme, sorprenderme y reconocer en ella mérito tras mérito.
La he visto crecer, lograr una madurez personal, profesional y política que está a la vista de todos en la actual campaña. Es una mujer inteligente, sensible, dedicada, profesional, seria e incansable. Es la mujer que México necesita en la Presidencia porque es capaz de gestionar y cumplir acuerdos. Esto se dice pronto, pero durante los últimos 15 años de la vida pública del país nos han enseñado que sobran enconos y faltan acuerdos.
Lograr acuerdos no es sólo asunto de negociar. Implica reconocer la condición humana de las personas frente a nosotros, y requiere de la disposición para respetar los acuerdos a los que se llegue. Ni una ni otra cosa son fáciles. En lo que hace al reconocimiento del otro como persona, Josefina empatiza lo mismo con las víctimas de un huracán, que con los líderes de partidos distintos al suyo, o con empresarios o líderes sociales.
Con un damnificado jugará un papel solidario y maternal. Con un adversario político jugará un papel de buena escucha, será comprensiva y tolerante, pero defenderá con argumentos sólidos las posiciones irrenunciables y cederá, entendiendo los argumentos del contrario en aquellas que así lo ameriten.
Ella cree en la ciudadanía y no se cansa de invitarla a participar y moverla para que se ocupe de los asuntos políticos, del bien común, de la patria.
Josefina ha demostrado en más de una ocasión y a lo largo de 11 años de servicio público que siempre cumple lo que promete. Sus simpatizantes, lo mismo que sus adversarios dentro y fuera de su partido, así como los dirigentes de otros partidos, reconocen  que honra su palabra.
En vez de albergar odios o resentimientos, la mueve un profundo amor a México que le hace reconocer que la solución de nuestros problemas requiere de compasión con los necesitados, respeto con los iguales y de una actitud de servicio para todos sin distingos y sin abusos. Josefina ha hecho una campaña limpia; sin engaños. En el plano de las propuestas nadie ha hecho más proposiciones serias, factibles y realistas que ella.
Es una persona abierta al diálogo. Flexible, sensata y sensible, como lo demostró el trato que dio a los estudiantes en todas las universidades a las que ha acudido en el marco de su campaña, así como lo demostró su presencia entusiasta y respetuosa en el debate organizado por el movimiento #YoSoy132.
Josefina es, además, una mujer que sabe trabajar en equipo y que no aspira a ser la estrella de los equipos que preside. Lejos de escoger colaboradores a quienes pueda ningunear o manipular, integra equipos con personas que tengan conocimiento probado de los temas. No pretende saber más que sus colaboradores, sino que aspira a coordinar de la mejor manera posible el talento de los mejores, mujeres u hombres para lograr los objetivos que hagan posible el México que queremos.
Así lo demuestran las propuestas que hizo en el último debate de personalidades para integrar su gabinete. Personas como Cecilia Soto o Esther Orozco que no están vinculadas al PAN ni forman parte de una camarilla. Fueron propuestos por Josefina por sus méritos, por su capacidad, por su inteligencia. Josefina garantiza un gobierno serio, responsable, ajeno a la frivolidad. Garantiza un México mejor para todos.
*Analista
Enlace: http://www.excelsior.com.mx/index.php?m=nota&seccion=opinion&cat=11&id_nota=843085

No hay comentarios:

Publicar un comentario