viernes, 20 de diciembre de 2013

Demandan prohibir liberación de maíz transgénico



Guillermo Ríos / El Sol de México

Ciudad de México.- La Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad (UCCS) propuso al gobierno de Enrique Peña Nieto realizar una consulta y debate públicos con especialistas "sin conflictos de intereses" en torno al efecto del consumo de transgénicos, y lo emplazaron a contestar la carta que hace más de un mes le envió el doctor David Shubert, profesor del Instituto Salk para Estudios Biológicos, de San Diego, California, en la que le pide establecer la prohibición oficial de cualquier liberación de variedades de maíz genéticamente modificado, para proteger el centro de origen de este grano, la alimentación y la salud de los mexicanos.

En dicha carta se resumen múltiples estudios que apuntan a que el consumo de transgénicos y los agrotóxicos que deben usarse en asociación con los mismos, como el glisofato -un potente teratógeno que causa malformaciones al nacer y además es un posible cancerígeno, implican claros peligros a la salud pública.


En conferencia de prensa, los científicos Elena Álvarez-Buylla, del Instituto de Ecología de la UNAM , Omar Arellano, ecotoxicólogo y Mariana Benítez, fijaron la postura de la UCCS sobre la retractación del estudio de Gilles-Eric Seralini y colaboradores, en una importante revista científica a nivel mundial, sobre el efecto del consumo de transgénicos en ratas.

EL grupo de científicos compartió muchos más estudios que demuestran daños en la salud por consumo de alimentos derivados de transgénicos y de los agrotóxicos asociados a su producción.

Dijeron que los resultados científicos fundamentan una prohibición total a la liberación de maíz transgénico en su centro de origen, México.

"De lo contrario, la acumulación de transgenes se tornará irreversible, y con ello se cancelaría la soberanía alimentaria, y se afectaría negativamente a los campesinos, a la producción del alimento básico y la salud de los mexicanos, así como a la seguridad alimentaria mundial", expuso Elena Álvarez.

Además de estos probados riesgos a la salud, añadió la doctora Mariana Benítez, hay que considerar que en México se consume el maíz en grandes cantidades de manera directa, y aún somos autosuficientes en maíz para consumo humano, que se produce principalmente por campesinos e indígenas con variedades nativas que son ingredientes especializados insustituibles de la cocina pluricultural mexicana.



Tomado de: http://www.oem.com.mx/eloccidental/notas/n3231282.htm


No hay comentarios:

Publicar un comentario