jueves, 15 de mayo de 2014

Empleo en México no frena pobreza: OCDE


En México, tener un trabajo no significa escapar de la pobreza, puesto que 18.5 por ciento de la fuerza laboral no cuenta con el ingreso suficiente para cubrir sus necesidades básicas, señala la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Contar con un empleo ya no es garantía de poder adquisitivo y que haya una parte de la población que aún trabajando esté en condiciones de pobreza es preocupante, dice el informe Todos a bordo: haciendo posible el crecimiento incluyente, recién publicado.

El país es entre los miembros de esta institución el que tiene el porcentaje más alto para incidencia de pobreza en empleo, seguido muy de cerca por Turquía donde la tasa es de 18 por ciento y luego por Chile e Israel, ambos con tasas aproximadas a 15 por ciento.

"Mantener un empleo es un medio para escapar de la pobreza pero en ciertos casos no es suficiente, puesto que entre los países Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico un promedio de 8 por ciento de la población en edad trabajadora está en esta condición", señala el documento.

"La población en esta condición está volviéndose un problema entre los países miembros que tienen una tasa de más de 18 por ciento, como es el caso de México, Turquía, Chile, Israel, Japón y Estados Unidos", precisa el reporte.

Esta condición se acentúa para ciertos grupos de población, por ejemplo para padre o madre solteros o parejas con hijos pero de un sólo ingreso.

En este informe, la OCDE señala que la desigualdad en ingresos, entre ricos y pobres, está en su nivel más alto y esto tiene un efecto debilitador en el crecimiento económico y el en bienestar.

México es, entre las 34 economías de la OCDE, el segundo país donde más inequidad existe, sólo por debajo de Chile.

En el promedio institucional, el ingreso del decil más rico de la población es 9.5 veces mayor que el del decil más pobre. En el caso de México, esta brecha es de 27 veces.

En México el ingreso familiar disponible neto ajustado promedio per cápita es de 12 mil 850 dólares al año, cifra menor que el promedio de la OCDE, de 23 mil 938 dólares anuales.

En términos de política, el reporte mostró una ligera caída en la confianza de los mexicanos en sus instituciones, al pasar de un 42 a 40 por ciento entre 2007 y 2013.

No hay comentarios:

Publicar un comentario