martes, 30 de septiembre de 2014

La educación es la clave del desarrollo humano






Dunia González, alcaldesa de Santa Lucía

Desde los años 70 los movimientos sociales están apostando por una educación pública a la que puedan acceder todas las personas, sin exclusión por cuestiones económicas, con igualdad de oportunidades que atiendan a la diversidad y que combatan las desigualdades, una educación pública de calidad a todos los ciudadanos de ambos sexos, en todos los niveles del sistema educativo.

A través de la educación hemos conseguido el verdadero desarrollo y progreso de la humanidad, ofertando el derecho a una educación pública y gratuita, transformadora de las sociedades, capaz de conseguir tanto el bienestar individual como el colectivo, y por supuesto el éxito del desarrollo humano.

Sin embargo en los últimos años vivimos un retroceso en la educación, con un escenario que excluye y genera más desigualdades sociales.

La nueva Ley de Educación del Partido Popular, elaborada por el ministro Wert, tiene la desfachatez de recoger en el prólogo que es “una ley para la mejora de la calidad educativa”…. “comprometida con una educación de calidad como soporte de la igualdad y la justicia social”…. y posteriormente una serie de artículos de la ley la convierte en excluyente y potenciadora de la desigualdad de oportunidades.

En los dos últimos años se ha reducido la inversión en la educación pública, ello se traduce en más de 23.000 profesores/as menos en el sistema, reducción de becas para material escolar, para comedores y para el transporte, además de un aumento en el precio de las matrículas de educación superior.

Hemos pasado de un sistema educativo pilar del avance y desarrollo de la sociedad, abierto, contextualizado, constructivista y dinámico, a un sistema cerrado, inamovible, que perpetúa las teorías existentes y que aleja el conocimiento de gran parte del alumnado. Pues el nuevo código que utiliza es un código cultural alto, selectivo, dirigido a quien viaja y tiene recuerdos geográficos, a quienes manejan desde pequeños internet, a quienes tienen una biblioteca o un tutor particular en casa. Sólo este perfil de alumnado permanece en él y finaliza los estudios, dejando atrás a muchos alumnos por cuestiones económicas y sociales.

Un sistema educativo que ha masificado los centros (las ratios más altas de los últimos 20 años donde hemos perdido espacios de calidad y equipamientos), dejando de invertir en infraestructura en algunas islas.
El Gobierno de Canarias , CC-PSOE, ha ignorado el verdadero valor de la educación, ha ignorado los derechos de los ciudadanos de Canarias y ha atentado contra la calidad de la enseñanza y los derechos conseguidos durante tantos años por la comunidad educativa y la sociedad en general.

Ha logrado desmotivar al alumnado con estrategias camufladas bajo el paraguas de “la crisis”, potenciando la educación privada y concertada, desprestigiando al cuerpo de profesores y maestros, suprime el apoyo y los programas escolares, los contenidos canarios, las escuelas promotoras de salud, las escuelas infantiles, reduce la oferta del Centro de Adultos y de la Escuela Oficial de Idiomas…. Tiene una visión de la educación como negocio, por eso habla de gasto, y no de inversión.


La educación es el único sistema organizado en el que entramos desde la infancia y que nos capacita, o nos debería capacitar, para la autonomía y la vida adulta.

Tenemos que seguir trabajando para conseguir alcanzar una educación con los máximos niveles de calidad que posibilite la mejor formación de la juventud canaria, para lograr un sistema educativo canario de calidad, que garantice la equidad y la excelencia, con capacidad de ofrecer a cada persona el tipo de atención pedagógica que necesita; para evitar que las desigualdades económicas y sociales limiten las oportunidades de aprendizaje; en la mejora continua de los centros y servicios educativos, así como por una educación en y para la convivencia basada en el respeto, la solidaridad y la igualdad.

Creemos en la educación como uno de los pilares más importantes para construir la ciudadanía y no vamos a permitir que sigan secuestrando lo público en pro de lo privado, y tampoco que nos ofrezcan una educación pública de mala calidad, donde no se cumplan unos mínimos, porque eso es igual que no recibir ninguna.
Queremos un sistema educativo organizado de tal forma que sea capaz de atrapar al alumnado hasta su madurez, prepararle como persona, presente y futuro en la sociedad.

Espero que el árbol no nos impida ver el bosque, la situación que estamos viviendo, digna de todos los esfuerzos para salir más fortalecidos, requiere de mayor inversión en educación para que así aumentemos en el futuro las posibilidades de éxito y felicidad de nuestra gente, y no solo de una parte privilegiada.

Fuente: http://maspalomasahora.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario