miércoles, 3 de junio de 2015

Beneficios de la Jalea Real contra el envejecimiento



Tradicionalmente recurrimos a la jalea real cuando nos sentimos sin fuerzas, estresados, deprimidos, con las defensas bajas, con anemia o algún tipo de carencia nutricional o cuando tenemos que hacen un gran esfuerzo físico o intelectual. Pero no todos saben que la jalea real es un extraordinario anti-edad natural que nos ofrece la naturaleza. 

No hay ninguna otra substancia que iguale sudensidad en componentes para la regeneración de las células y del cuerpo, a pesar de que, como dije la semana pasada, todavía hoy no conocemos completamente su composición.

La jalea real nos ofrece la gama más impresionante de químicos biológicos encontrados en un solo alimento – las mismas substancias de las que están hechas las células y con las que se da la vida: hormonas, neurotransmisores, encimas, aminoácidos, immunoglobinas, precursores del colágeno, ácidos hidroxy, vitaminas B, vitaminas liposolubles y minerales. 

Estas substancias podemos asimilarlas fácilmente y de forma natural porque la jalea real es un alimento, el cual nos llega además predigerido por las abejas. Veamos las más importantes por su función anti-edad, tanto en los órganos como en la piel:
La jalea real real es rica en ácidos nucleicos (ARN y ADN) necesarios para reparar las células, pues son el código genético que gobierna la vida.

Entre sus ácidos grasos contiene fosfolípidos, necesarios para la regeneración de los nervios y la formación de células grises y es la única fuente significativa de acetilcolina, un importante neurotrasmisor que necesitamos para transmitir los impulsos nerviosos desde el cerebro y la médula espinal. 

También contiene una generosa cantidad de elementos precursores del colágeno (la proteína básica que compone la piel) a los que se considera el ingrediente de belleza en la jalea real.

Es un verdadero concentrado vitamínico, con todas las vitaminas B conocidas y especialmente la fuente natural más rica que conocemos de ácido pantoténico (vitamina B5) el cual es indispensable para mantener la vida: lo encontramos en las células del cerebro, del hígado, de los riñones y de los músculos, donde es esencial para que se produzca el metabolismo que nos permite asimilar los nutrientes de los alimentos.
Este ácido también es necesario para producir las hormonas reguladoras del estrés en las glándulas suprarrenales y como plus mantiene la salud del cabello, las uñas y la piel.
La jalea real tiene un efecto benéfico sobre las hormonas gracias a su riqueza en más de 50 ácidos grasos esteroides naturales (incluida testosterona y estrógenos) que funcionan como un lubricante hormonal.

Destaca especialmente la presencia de estradiol en una forma altamente asimilable por nuestro organismo: el ácido 10-hidroxi-2-decenoico (10-HDA), un ácido que solo encontramos en la jalea y que actúa como una prehormona nutriendo a las glándulas para que puedan producir las hormonas requeridas. Y los factores hormonales juegan un papel clave en el envejecimiento de la piel, sobre todo en las mujeres adultas que pueden envejecer más rápidamente debido a la disminución de estradiol en la sangre.

Vuelvo a insistir en la importancia de la calidad, especialmente de una substancia tan compleja y frágil como la jalea real…

No hay comentarios:

Publicar un comentario