jueves, 26 de noviembre de 2015

Usos tradicionales de la ortiga



Nombre científico: Urtica dioica

Nombres comunes: Ortiga, ortiga mayor, ortiga verde

Descripción general
La ortiga es una hierba que aparece comúnmente en las orillas de parcelas y bosques templados. La planta está cubierta con pelos huecos que contienen acetilcolina y otras sustancias potentes; al tener contacto con la piel, los pelos se rompen, inyectando estas sustancias en la piel y causando un dolor urticante (del cual proviene el nombre de la planta).

A pesar de la sensación desagradable que provoca, no es dañina; al contrario, tiene bastantes beneficios para la salud.
Descripción botánica

Urtica dioica es una hierba perenne cubierta con pelos urticantes que crece de 60 centímetros a 2 metros de alto; tiene el tallo erecto, cuadrado y a veces leñoso, con estípulas de 5 a 15 mm de largo.

Sus hojas son lanceoladas a ovadas, con el ápice atenuado, borde aserrado y base cuneada a redondeada. Las flores son dioicas, pequeñas y de color verde; las flores masculinas tienen un perianto de 4 segmentos y 4 estambres y las femeninas tienen un perianto de 4 partes. El fruto es un aquenio ovoide de color café y mide de 1 a 2 mm de largo. Tiene rizomas.

Cómo sembrar ortiga en el jardín
La ortiga se puede propagar fácilmente de una forma similar a la menta, separando un segmento de la raíz para transplantarlo. La planta prefiere un suelo húmedo y rico en nutrientes, parecido al suelo fértil del bosque templado (su habitat nativo). En un ambiente favorable, la ortiga crece y se reproduce rápidamente; por eso se considera una hierba invasiva y puede ser difícil de controlar en ciertas regiones.

Usos tradicionales

Fibra
En Europa, la ortiga se valoraba bastante por la fibra duradera contenida en los tallos de la planta madura, de la cual se fabricaba cuerda y tela. La fibra de ortiga se consideraba comparable a la de lino y cáñamo con respecto a la calidad.

Alimento y medicina
La ortiga contiene muchas vitaminas y minerales; además tiene propiedades antiinflamatorias y diuréticas.

Se ha aprovechado como alimento y medicina durante siglos en todos los continentes del mundo. Se puede utilizar fresca o seca.

Hojas: Los usos más comunes para la ortiga son como alimento y como remedio para el dolor crónico:

Ortiga como comida: Las hojas tiernas son muy nutritivas y los pelos se eliminan al ser cocidos. Esta hierba forma parte de la cocina tradicional en partes de Europa, Asia, África, Australia y las Américas; en Europa se come cocida al vapor y en Asia es un ingrediente común en los caldos. Es un alimento tradicionalmente recomendado para lasmujeres embarazadas y lactantes; también es un remedio casero para la anemia, debido a su alto contenido de hierro. En general es muy útil para fortalecer la sangre y el hígado.

Ortiga para dolor: La aplicación de los pelos urticantes para el dolor crónico puede ser el uso más antiguo y común de la ortiga. Las mismas sustancias que causan dolor al rozar la piel provocan varios cambios que, para personas que ya padecen de dolor, disminuyen éste. Este fenómeno se llama contrairritación. La contrairritación se ha empleado durante siglos para aliviar la artritis, parálisis muscular y dolor de ciática; esto se logra azotando la parte dolorosa con ramas de ortiga. La ortiga también contiene sustancias antiinflamatorias y que mejoran la circulación. En ensayos clínicos, el extracto de las hojas fue bastante eficaz para reducir el dolor de la artritis reumatoide.

Té de ortiga: El té o infusión de ortiga es un remedio casero para la gota, anemia, edema, eczema y condiciones crónicas de la piel, cálculos (piedras en el riñón) e inflamación urinaria. Algunas personas lo recomiendan (en combinación con el ejercicio y dieta adecuados) para bajar de peso. El té de ortiga se ha tomado también para controlar sangrado menstrual excesivo y para aumentar la producción de leche materna; los indígenas de las Américas lo recomendaban durante el embarazo porque creían que producía bebés sanos y pequeños (así facilitando el parto). La infusión de ortiga también se aplicaba como baño de pies para el dolor reumático.

Otros usos de la hoja de ortiga: Cocidas al vapor y sazonadas con un poco de vinagre de cidra, se ingierían las hojas de ortiga como expectorante para remediar la congestión pulmonaria. En algunos casos, el humo de las hojas encendidas se recomendaba para aliviar el asma y bronquitis.

Raíz: Preparaciones y extractos de la raíz seca son comparables la finasterida para tratar las síntomas urinarias de la hiperplasia prostática benigna, pero con menos efectos secundarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario