miércoles, 9 de diciembre de 2015

Solarización: una técnica Ecológica. Qué es y para qué sirve


¿Qué es la solarización?

Es una técnica de desinfección del suelo por calor.

El calor se consigue gracias al efecto invernadero que se produce por la incidencia del sol sobre una lámina de plástico que se coloca sobre el suelo. 

Antes de colocar el plástico, hay que escardar la tierra quitando todos los restos de plantas y de malas hierbas, y regarla de forma abundante para que el agua acumule el calor y actúe como elemento conductor.

Es recomendable que esto se haga cuando hace calor, durante la primavera o el verano, para que las temperaturas que se alcancen bajo el plástico sean lo suficientemente altas como para desinfectar el suelo y matar a todos los patógenos y malas hierbas que hay en él.

El plástico puede ser transparente o negro, aunque hay expertos que recomiendan el negro ya que absorbe más el calor, de forma que se pueden alcanzar temperaturas más altas en el interior.
Una variante: la biosolarización

Una variante de la solarización es la biosolarización. Es más o menos la misma filosofía (conseguir calor bajo un plástico), solo que en este caso entra en juego otro componente: el estiércol. 

Los estiércoles y, en general, los restos orgánicosal descomponerse emiten gases (ácidos orgánicos, amonio, nitratos, sulfídrico, etc) que son tóxicos para los insectos y los microorganismos. Este hecho junto con las altas temperaturas que se alcanzan (que son mayores que si se trata solo de solarización) hacen que la desinfección del suelo sea aún más efectiva.
¿Para qué casos es útil la solarización?

Como ya os he comentado, tanto la solarización como la biosolarización son técnicas utilizadaspara la desinfección del suelo. 

Se están empezando a utilizar mucho en Agricultura Ecológica porque pueden sustituir alBromuro de metilo, una sustancia química que se utiliza en agricultura convencional paraerradicar del suelo hongos, nematodos y malas hierbas. 

Además de hongos, malas hierbas y nematodos, estas técnicas son útiles para eliminar del suelo los virus (como el Virus del Mosaico del Tomate). Ya vimos en el post “Virus en las plantas del huerto. Cuáles son y qué hacer” que estos microorganismos son causantes de problemas graves, puesto que las plantas enfermas no se pueden curar y deben ser eliminadas. Además, al igual que los nematodos, son difíciles de erradicar y pueden permanecer largas temporadas latentes en el suelo, afectando durante años a nuestras plantas del huerto. Por todo esto, la solarización y la biosolarización son dos técnicas muy recomendadas para la eliminación definitiva de virus y nematodos del suelo.

Estas técnicas también son efectivas para eliminar del suelo los restos de muchos plaguicidas y sustancias artificiales (fertilizantes químicos, por ejemplo) que se hayan aplicado al suelo con anterioridad. Así que si antes de tener un huerto ecológico cultivaste mediante agricultura convencional, este será un buen método para librarte de parte de los residuos que dejaron en el suelo los tratamientos químicos. Aunque aún se están haciendo estudios sobre esto, y no se sabe a ciencia cierta cuántos tratamientos de biosolarización hacen falta para eliminar completamente los residuos del suelo, lo que está claro es que sí que ayudan a reducir en gran medida estos restos que son tan persistentes.

La biosolarización, además, produce una mejora importante en las características físicas, químicas y biológicas del suelo, y es un método efectivo contra el “agotamiento del suelo“ (si ha sido cultivado durante muchos años y empieza a ser menos productivo).

No hay comentarios:

Publicar un comentario