martes, 5 de enero de 2016

Desarrollan acuaponía en zonas desérticas



En Baja California Sur, los productores agrícolas han tenido mayor disposición para implementar sistemas de producción acuapónicos

La Paz, Baja California.— Con el objetivo de diversificar los cultivos y adaptarlos a las condiciones de clima extremo en el desierto baja californiano, científicos del Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste (Cibnor), en colaboración con homólogos japoneses, experimentan con tecnología de acuaponía, un sistema de producción de alimentos que combina el cultivo de peces y vegetales.

El proyecto está orientado a desarrollar la resistencia a la salinidad de algunas especies de plantas comerciales mediante la genética vegetal y generar manuales de manejo de esta tecnología en climas áridos, señaló Carlos León Ramos, ingeniero en biotecnología acuícola y director de la organización BoFish.

“Falta mucha investigación porque la mayoría de las plantas comerciales no tolera la salinidad; lo que se está buscando es que las plantas comerciales como albahaca, lechuga, apio, todas éstas puedan adaptarse un poco a la salinidad, puesto que es un tema de seguridad alimentaria. En los países desérticos hay muchos pozos que están salinizados y abandonados porque no son viables para la producción agrícola”, comentó.

El Parque de Innovación Tecnológica del Cibnor, BioHelis, es la sede de la investigación, la cual tendrá una duración de cinco años con la opción de prolongarse por más tiempo debido a que esta tecnología es de suma relevancia para la seguridad alimentaria.

Las investigaciones se realizan con el apoyo de fondos provenientes del programa de Cooperación en Investigación de Ciencia y Tecnología para el Desarrollo Sostenible (SATREPS) promovido por la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA, por sus siglas en inglés), en colaboración con el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

¿Qué es la acuaponía?

La acuaponía está inspirada en las técnicas aztecas de producción de peces y vegetales utilizadas en el lago de Texcoco, en las que mediante las chinampas aprovechaban las excretas de peces y las microalgas para nutrir los cultivos vegetales, como el maíz, que sirvieron de filtros del lago hace varios siglos.

Es un sistema que combina la producción de peces o camarones y plantas mediante la recirculación del agua, ahorrando una gran cantidad del líquido y aprovechando los nutrientes que se producen en la acuicultura; el agua que se usa para cultivar peces y los desechos de éstos se trasladan a los sistemas de cultivo vegetal para alimentar la planta, generando un balance de nutrientes.

Existe una gran variedad de diseños acuapónicos que están basados en una de las cuatro tecnologías más utilizadas en la agricultura protegida: sustrato, película nutritiva, raíz flotante e hidroponía.

Datos del Cibnor indican que estos sistemas ahorran hasta 90 por ciento del agua que se utiliza en la agricultura tradicional, es decir que sólo se consume 10 por ciento del líquido en las plantaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario