jueves, 7 de enero de 2016

Intensificación Sustentable



Dada la importancia que en los últimos tiempos ha ido cobrando el manejo de los recursos naturales en la agricultura, es necesario revertir su degradación en las zonas productoras de cultivos alimentarios.

Como consecuencia del cambio climático, la temperatura está aumentando y las fluctuaciones del clima son tales que desencadenan fenómenos extremos como las inundaciones y las sequías. El agua para la agricultura de riego es cada vez más escasa. Algo positivo es que la investigación científica no ceja en su empeño de encontrar la forma de aumentar la productividad en el campo utilizando prácticas agronómicas mejoradas.

La Intensificación Sustentable consiste en una serie de principios que se basan en el trabajo de investigación sobre sistemas de producción que han realizado el CIMMYT y sus colaboradores en todo el mundo. En concreto, estos principios son el fundamento de prácticas agrícolas que aumentan la productividad al tiempo que reducen la degradación de los sistemas de producción, como los de maíz y de trigo. Con la colaboración de los sistemas nacionales de investigación agrícola, agronegocios y otros centros del CGIAR, el CIMMYT trabaja con un propósito final: promover y lograr la adopción de sistemas de producción sustentable entre los pequeños agricultores, ya que estos sistemas se rigen por los principios de la Intensificación Sustentable. Su objetivo es mejorar los ingresos y las condiciones de vida de los habitantes de las zonas rurales, gracias al manejo sustentable de la productividad y la diversidad de los agroecosistemas, y al mismo tiempo reducir los efectos negativos en el medio ambiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario