jueves, 4 de febrero de 2016

Baja autopercepción de agricultores latinoamericanos contrasta con su vital importancia según encuesta



Un sondeo de la organización gremial CropLife Latinoamérica en 7 países de la región dejó al descubierto las falencias que tienen los agricultores a la hora de comunicar su labor a la sociedad. En entrevista a un total de 1.255 personas de la ciudad y el campo, la conclusión más importante de la encuesta fue que los agricultores deben ser más activos en comunicar su rol de proveedores de alimentos.

Con una población en constante aumento, que se estima en 2050 superará los 9 mil millones de habitantes, el reto para los agricultores es alto: deberán producir entre un 60% a un 70% más de alimentos, con lo que su papel se tornará cada vez más fundamental en la sociedad.

Sin embargo los agricultores parecen no estar al tanto de su importancia y la percepción de su rol en la sociedad es muy baja. Mientras el 97% de quienes habitan en ciudades señalaron que el tema alimentario es de alta preocupación, sólo el 41% de los agricultores piensa que los alimentos son un tema relevante. Además, sólo 1 de cada 5 agricultores cree que la agricultura es importante para sus gobiernos y el 35% señala que su actividad no es reconocida por la población urbana.

El 93% de los habitantes de ciudades catalogaron a la agricultura como muy importante y el 86% dijo que hablaría bien de los agricultores de su país. En cambio, sólo el 49% de los agricultores pensó que se hablaría bien de ellos en la ciudad.

Por otra parte, el 82% de los encuestados que viven en ciudades dijo que los agricultores no comunican lo suficiente a la opinión pública y el 81% señaló que no es usual encontrar a los agricultores en los medios de comunicación. Por ende, la conclusión principal del sondeo fue que los agricultores deben ser más activos al comunicar su rol como proveedores de alimentos ante la sociedad.

En conversación con Portalfruticola.com, Katherine Ochoa de Croplife, señaló que “los agricultores no tienen una relación directa con los ciudadanos”, lo que explica su pobre autopercepción. “Al no tener una relación cercana ellos no pueden percibir que la ciudad se siente agradecida de lo que hacen a diario, y por esto se genera que los agricultores piensen que no los valoran”, señala.

Otro factor es el hecho de que los gobierno no les dan importancia, señalan desde Croplife, agregando que “hace falta un espacio para mostrarle a la gente lo que ellos hacen y que detrás del alimento que las personas consumen a diario hay una persona”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario