jueves, 28 de abril de 2016

Infancia, ¿Sueño o pesadilla?



México ocupa el décimo cuarto lugar en mortalidad infantil absoluta

Los aspectos negativos del mundo impactan con especial crudeza en los niños, personas inexpertas e irreflexivas

"Lo que se dLa infancia puede ser una etapa asombrosa. Por definición de la ONU, un niño es un ser humano que tiene pocos años, inexperto e irreflexivo. Pensar en la niñez es remontarnos a los juegos, la imaginación, las risas y donde la única preocupación es no aburrirse. Pero solo pocos son los afortunados, o deberíamos decir que muchos son los afectados.

En México es difícil subsistir, las condiciones económicas, la desigualdad social, las violaciones a los derechos humanos, la violencia y la falta de educación, son factores que afectan de alguna u otra manera a todos los ciudadanos. Pero cuando se es niño, a su vez, se es vulnerable, inexperto y se está indefenso. Entonces México se vuelve un lugar hostil y aún más arbitrario para la infancia. A los niños, todos estos problemas les dan una doble bofetada en la cara.

Nuestro país ocupa el décimo cuarto lugar en mortalidad infantil absoluta. 1,759 niños mueren por cada 100 mil que nacen. Pero si el problema terminara ahí, sería menos trágico. Hay niños en las calles que viven en condiciones de pobreza, y abandonan los juegos y la recreación para irse a trabajar. Ellos se enfrentan todos los días a explotación laboral, con jornadas completas y con salarios muy por debajo del mínimo, o incluso sin remuneración alguna.

Hay niños y niñas que deben prostituirse, y por si fuera poco, a precios que son ínfimos. En las calles también hay niños que mueren de hambre, 2.6 millones están en condiciones de desnutrición. Y el 46% abandona la escuela y la recreación para enfrentarse al mundo real. Sí, estos niños dejan sus juegos, el desarrollo íntegro, tanto cognitivo como emocional, para enfrentarse a una sociedad cruel, que muchas veces los deja fuera, y ellos deben abrirse camino a cualquier precio. 

Emmanuel Castellanos

ECOS DEL DEBATE

¿Qué le cambiarias al mundo para que todos fuéramos felices?

“Si dejáramos de ser tan egoístas y nos preocupáramos más por el de lado. Muchas veces se habla de que las pequeñeces no pueden hacer un cambio pero en ocasiones nos olvidamos que los pequeños gestos pueden hacer una gran diferencia, desde un saludo o preguntar cómo está la persona. 

Sin duda necesitamos mayor empatía en este mundo.” 

Liliana García Vargas, colaboradora Mar Adentro

“La felicidad pienso que es una emoción pura. Es una de las facetas con las que el ser humano nace naturalmente y en mi opinión la única manera en la que se puede vivir en plenitud. Mi manera de cambiar la felicidad en las personas es que el ser humano sea completamente real, honesto consigo mismo. El respeto que uno tenga por preocuparse, por ser sincero con su persona, radicará en la felicidad que sea capaz de conseguir. ” 

Nely Sofia García Vargas

COMPARTE

Escucha de viva voz a los líderes sociales compartir, en una entrevista, algunas de sus experiencias

Los niños y jóvenes sí cambian el mundo

¿Quién es María Josefina Menéndez según María Josefina Menéndez?

Es una persona que trata fundamentalmente de rescatar los valores y los principios en los que he creído desde que era una niña como ser humano, entonces soy una persona que ha hecho un esfuerzo muy grande para llegar a donde estoy, he trabajado desde niña en la escuela, en el ámbito familiar y a nivel profesional por intentar cambiar lo que yo pueda contribuir para hacer cambios en el mundo donde estoy, en nuestra país. Más que nada una persona, una madre, amo profundamente a mis dos hijas y creo que ellas son en mucho sentido el valor fundamental que me fortalece muchísimo.

¿Cuál es el escenario actual de los niños en México?

Todos los años decimos que celebramos el día del niño, sí lo celebramos, es muy importante reconocer al niño, la niña, adolescente y que demos todo el esfuerzo de posicionamiento y comunicación, sin duda, para posicionar la importancia de esta etapa y esta condición de vida, pero siempre finalmente reconocemos que tenemos muchas cosas que no celebramos. No celebramos el hecho de que más de 30 millones de niños y jóvenes en la país estén en condiciones de pobreza, no celebramos para nada que la cifras oficiales hablen de 2.6 millones niños trabajadores, habremos muchas organizaciones que existen con registro de niños y niñas en este momento en condiciones de explotación laboral y que esa cifra fácilmente pueden alcanzar los 4 millones de trabajadores.

En el tema de acceso a la educación a lo mejor sí alcanzamos cifras record de la educación básica de un 97% pero tenemos déficit con relación a la posibilidad de terminación de los estudios en educación media superior y lo mismo en educación pre-escolar, así como porcentajes muy altos de niños y adolescentes con problemas de comprensión y aprendizaje por la falta de pertinencia y de calidad en la educación. 

El escenario de violencia entre los niños y adolescentes

Fenómenos recientes hablan de prácticas intolerantes en el entorno de violencia, 7 de cada 10 niños creemos que están sometidos a una condición de violencia tanto en su entorno personal, comunitario y social, lo que se refleja en nuevas prácticas incluso instintivas por los propios niños. Niños que castigan a otros niños con acoso escolar, o que se castigan a sí mismos con cutting, con anorexia, con bulimia, estamos frente a una incapacidad como sociedad, efectivamente, en lograr las mejores condiciones de atención, de participación; ellos (niños, niñas y adolescentes) pueden y deber participar. 

La misión de Save the Children

Tenemos como visión lograr un mundo en el que todos los niños tengan asegurado el derecho a la supervivencia, a la protección, el desarrollo y la participación, los 4 pilares de la Convención Internacional de los Derechos del Niño, que fueron creados por nuestra fundadora Eglantyne Jebb en el marco de la Primera Guerra Mundial en 1919. Lo que buscamos hacer son cambios significativos en la forma que se trata a los niños y las niñas a fin de generar cambios inmediatos y duraderos mediante 5 áreas estratégicas: salud y nutrición, calidad educativa, gobernanza e incidencia política y protección infantil. 

¿Los niños pueden cambiar al mundo?

Sí por supuesto, los niños cambian el mundo, tienen una extraordinaria capacidad de aprendizaje, una expresión natural de vivir el presente y eso es algo que cuando crecemos los adultos vamos perdiendo en la acción de nuestra vida cotidiana. Save the Children le apuesta a que ellos son agentes de cambio. Los niños ponen en la mesa la necesidad de proteger el medio ambiente, de mejorar su entorno, de tener proyectos y actividades escolares, de desarrollar actividades comunitarias. Los niños pueden cambiar al mundo, estoy absolutamente convencida.

Mensaje a los Jóvenes -“Súmate a Mar Adentro”

“Son lo más hermoso y lo más valioso que tenemos y lo más importante para mí es que ellos lo sepan y se lo reconozcan a sí mismos, se vean como el gran factor y elemento de la humanidad, es decir los grandes seres humanos. Debemos tener esperanza, respeto los unos a los otros, pero sin duda un esfuerzo, una conciencia muy importante en sus vidas y de lo que se está viviendo en este país para efectivamente desarrollarse como personas, lo que genera un gran esfuerzo y una gran corresponsabilidad.”

PERFIL

Lic. María Josefina Menéndez, Dir. Ejecutiva Save The Children México

Licenciada en Sociología y desde el 2000 es la directora ejecutiva de Save the Children en México. Tiene más de 30 años de experiencia en el área social en dependencias de Gobierno, Educativas, Organizaciones Sociales y Particulares.

VOLUNTADES

Historias de éxito que trascienden

Free the Children

Free the Children es una organización internacional que empodera a los jóvenes con programas en Canadá, EU y el Reino Unido. En 1995 cuando Craig Kielburger tenía 12 años de edad, leyó el periódico Toronto Star y se encontró con un artículo sobre el asesinato de un niño paquistaní de 12 años de edad llamado Iqbal Masih, un ex trabajador de una fábrica de niños, quien se manifestó en contra del trabajo infantil. 

Poco tiempo después Kielburger estableció Free the Children con un grupo de compañeros de clase, todos de 12 años de edad. La organización se formó para dar a conocer en América del Norte sobre el trabajo infantil y alentar a otros niños a involucrarse en el tema.

Free the Children implementa sus proyectos de desarrollo a través de su programa de “We Villages”, anteriormente conocido como “Adopt a Village”, en la China rural, Nicaragua, Kenia, Sierra Leona, Haití, India y Ecuador. Se compone de cinco pilares: educación, agua potable y saneamiento, salud, ingresos alternativos y medios de vida, y la agricultura y la seguridad alimentaria. Entre sus otros proyectos, Adopt a Village construye escuelas y pozos de agua, proporciona tratamiento médico y ayuda a crear programas de ingresos alternativos para las personas en las comunidades en desarrollo.

Actualmente Free the Children ha construido más de 650 escuelas y aulas en las regiones en desarrollo en todo el mundo, y se ha establecido oficinas en Toronto, Montreal, Vancouver, Londres (Inglaterra), y Palo Alto (California).

No hay comentarios:

Publicar un comentario