martes, 28 de junio de 2016

Degradación de suelos amenaza producción de alimentos en América



En Argentina, México y Paraguay, más de la mitad del territorio sufre problemas vinculados a la degradación y desertificación

Actualmente, más de 68 por ciento de la superficie sudamericana está afectada por la erosión: 100 millones de hectáreas de tierras fueron degradadas por la deforestación y 70 millones debido al sobrepastoreo, estos datos resaltan en el marco del Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y Sequía.

“Todo el mundo sabe la importancia del agua, pero no todos entienden que el suelo es más que donde ponemos los pies, es el que nos provee de alimentos, de fibra, de materiales para la construcción, donde se retiene el agua, donde se almacena el carbón atmosférico”, destacó Pilar Román, de la oficina regional de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Actualmente, la desertificación alcanza 55 por ciento de la extensa región del nordeste de Brasil, que con casi 1.6 millones de kilómetros cuadrados aglutina a 18 por ciento de la superficie del país, afectando buena parte de sus cultivos básicos, como maíz y frijol.

En Argentina, México y Paraguay, más de la mitad del territorio sufre problemas vinculados a la degradación y desertificación. En Bolivia, Chile, Ecuador y Perú, se estima que entre 27 y 43 por ciento del territorio sufre problemas de desertificación.

Un caso grave es el de Bolivia, donde seis millones de personas, equivalentes a 77 por ciento de su población, viven en áreas degradadas.

Según el Atlas de Suelos de América Latina y el Caribe de la FAO, en El Salvador la erosión hídrica afecta 75 por ciento de la superficie, mientras que en Guatemala 12 por ciento de la superficie se encuentra amenazada por la desertificación.

Por su parte, Ban Ki-moon, secretario general de las Naciones Unidas, aseguró que “numerosos estudios demuestran que las comunidades más pobres y vulnerables son las que tienen peor acceso a los insumos. Una comunidad pobre tiene acceso a una tierra menos fértil, tiene menos acceso a semillas, a agua, a recursos productivos, menos acceso a maquinaria agrícola y a incentivos”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario