jueves, 30 de junio de 2016

El mundo se está quedando sin abejorros.



Los abejorros están huyendo del sur de su hábitat pero no van más al norte, sólo están desapareciendo y existe la intención de hacer una migración asistida.

Cada especie tiene su función en el mundo y para nuestra desgracia, no conocemos el orden de importancia de éstas. Gracias a nuestro poco conocimiento e interés en el cuidado del ambiente, nos estamos quedando sin abejorros y puede sonar gracioso que lo diga pero son mucho más importantes en tu vida de lo que crees.

Los abejorros son una clase de insectos que al igual que las abejas, son responsables de la polinización de muchos de los vegetales que consumes. De hecho, el 35% de la producción mundial de alimentos depende de ellos.

El biólogo Jeremy Kerr de la Universidad de Ottawa, Canadá, ha estado estudiando los abejorros para descubrir que el calentamiento global está alejando a los abejorros de las zonas donde han habitado. A diferencia de las abejas, los abejorros son más resistentes a los climas fríos.

Desde hace algunos años, estos insectos se han marchado del sur de su rango de distribución, sin embargo no han ido más al norte como lo haría otra clase de insectos afectados por el cambio climático. Esto quiere decir que el hábitat de los abejorros está desapareciendo.

Norteamérica y Europa, en especial España, Italia y el sur de Francia, tienen las mayores pérdidas de abejorros en el mundo hasta de 300 km. Las áreas de estudio han aumentado su temperatura entre 2 y 3 grados en los últimos 35 años. En conclusión, los abejorros no se adaptan al clima y están desapareciendo.

Si a esto le añadimos el cambio de uso de suelo de los lugares donde habitan y que la desaparición se ha dado incluso en zonas donde no se emplean los temidos pesticidas neonicotenoides, estamos enfrentando una situación muy crítica que urge remediar.

Una posible solución es propiciar una migración masiva de abejorros asistida por el hombre. Dado que los abejorros huyen del sur, debido a ciertos parásitos también, pero no se mueven al norte, se ha encontrado que más arriba no hay fuentes de alimento. Para preparar esta migración, habría también que preparar el terreno.

El calentamiento global cambia la jugada de todo en este mundo, nos corresponde hacernos responsables de la parte del juego que nos toca y adquirir una función más importante en el mundo que sólo consumir y acabar con él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario