jueves, 9 de junio de 2016

ONU lanza formación a agricultores para evitar que los niños trabajen en ese sector



Casi el 60% de todos los niños que trabajan, el equivalente a 100 millones de menores, lo hacen en la agricultura. 

Este problema es el foco central de un nuevo curso de aprendizaje en línea dirigido a los que trabajan en el sector para generar más conciencia sobre esa grave situación e incluir medidas de prevención en los programas de desarrollo agrícola.

La Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) lanzaron la iniciativa este miércoles en vísperas del Día Mundial contra el Trabajo Infantil, el próximo 12 de junio.

“Una de las causas principales del trabajo infantil en la agricultura es la pobreza rural. Los programas agrícolas de seguridad alimentaria y reducción de pobreza rural pueden apoyar a las familias a mejorar su situación económica para enviar a sus niños a la escuela en vez de ir a trabajar”, explicó Jacqueline-Ann Demeranville, oficial de programa de la FAO.

El nuevo curso de la FAO y la OIT subraya la importancia de implementar tecnologías que ahorren mano de obra y reduzcan la demanda de trabajo infantil, así como de prácticas agrícolas más seguras para evitar las condiciones de trabajo peligrosas.

En muchos países, los niños se dedican habitualmente a limpiar la maleza. Las tecnologías y prácticas que ahorran tiempo en el deshierbe pueden lograr disminuir la demanda de trabajo infantil.

Los organismos de la ONU subrayaron que el trabajo infantil los expone a tareas peligrosas o labores que no son apropiadas para la edad, además de que perjudica la salud y la educación de los menores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario