sábado, 3 de diciembre de 2016

En La Perla, una feria de las flores

Manuel Gómez Granados.

A menos de diez kilómetros al norte de Orizaba, Veracruz, se encuentra el municipio de La Perla. Es un lugar que difícilmente aparece en los mapas del atribulado estado de Veracruz. Las personas allá, a pesar de la altitud y el clima siempre húmedo y nebuloso, producen desde tiempo ancestral flores y plantas que son parte de su identidad cultural. 


a cultura verdadera nace con la naturaleza,
es simple, humilde y pura
                                                                   Masanobu Fukuoka
 Como suele ocurrir en tantas comunidades del México rural falta capital de trabajo, abundan los intermediarios y la tala clandestina, es difícil organizar a las personas que ya perdieron la confianza, la infraestructura es mala y el acceso a ella es caro.
A pesar de esos factores en contra, hay quienes le apuestan a que sí hay modo de cambiar nuestro presente y futuro y, gracias a su amor por el país y sus personas, pequeños rayos de esperanza se asoman en el horizonte, casi siempre nublado, del México rural, abandonado, sometido a los efectos devastadores de la corrupción y la violencia. Ésa es la convicción que ha movido a la Institución Romero Mac Gregor, a la Secretaría de Cultura del gobierno federal y al ayuntamiento para apoyar la celebración, del 9 al 11 de diciembre, el próximo fin de semana, de la Feria de las Flores de La Perla.
La diócesis de Orizaba, encabezada por el obispo Eduardo Cervantes y los párrocos de esa zona, los sacerdotes Alfonso Miguel Aguilar Zapién y Proceso Sebastián Hernández, han apoyado decididamente a las comunidades.
Además de la exposición de las flores que el peculiar clima de las faldas del Pico de Orizaba permite producir, entre los que destacan los alcatraces, los agapandos y las hortensias, los habitantes de La Perla mostrarán distintas plantas de ornato, incluidos árboles bonsái, que pueden adaptarse fácilmente a los espacios reducidos de los departamentos en ciudades como la de México, además, artesanías de madera, bambú y textiles diversos e incluso joyería que recupera tradiciones artísticas locales en la elaboración de pulseras y aretes, así como distintas especialidades gastronómicas del centro de Veracruz. Se trata de mostrar el acervo cultural de estas comunidades. Ésta será la primera Feria de las Flores que organiza La Perla y coincide con la más añeja tradición de la Feria Anual, que se realiza en el Parque Central ubicado en avenida Independencia, esquina con Guadalupe Victoria, en el centro de La Perla.
Quienes se animen a ir a La Perla el próximo fin de semana podrán alegrar su estancia con un variado elenco artístico, que incluirá a Aries Musical, la Gran Marimba Alba y Banda Los Pérez, además de artistas infantiles, como la compañía de ballet Corazón de Dragón, con más de 50 niños bailarines en escena. Como suele suceder en el México rural, que a pesar de las tribulaciones canta y celebra su cultura, tradiciones e identidad, también participarán distintas bandas musicales y de guerra de La Perla. La Feria de las Flores iniciará sus actividades el viernes 9 de diciembre de las nueve de la mañana a las seis de la tarde. Sábado y  domingo el horario será el mismo. La entrada a estas actividades es libre.
La Feria de las Flores que celebrarán las comunidades de La Perla, Veracruz, es el resultado de un proceso. No es un capricho o una ocurrencia. Los expositores de la feria han contado con la asesoría de agrónomos egresados de Chapingo y de la Universidad Autónoma Metropolitana-Xochimilco, así como con el acompañamiento y la asistencia de productores agropecuarios de comunidades de Xochimilco en la Ciudad de México, Perote en Veracruz y del estado de Chiapas, que anteriormente han participado en procesos similares y comparten así sus propias experiencias. También se ha contado con la participación de médicos y promotoras de la salud que promueven técnicas de medicina preventiva y herbolaria para mejorar la salud de los habitantes de esta región que, por la geografía, suelen padecer de enfermedades del sistema respiratorio.
Quien desee acudir a La Perla puede hacerlo por la autopista México-Veracruz. Una vez en el centro de Orizaba, se toma la avenida México, que es la continuación de la calle Norte 2 y que, al llegar a La Perla, se convierte en la avenida Independencia. Quien desee usar transporte público puede tomar cualquier autobús foráneo que llegue a Orizaba y, una vez en el centro de Orizaba, se puede pedir un taxi que lo lleve a La Perla o bien usar los colectivos.
Se trata, pues, de una actividad cultural que rescata las tradiciones de una comunidad y muestra la alegría de quienes, en medio de su pobreza, gozan y celebran la vida.

Enlace: http://www.excelsior.com.mx/opinion/manuel-gomez-granados/2016/12/03/1131909

No hay comentarios:

Publicar un comentario