martes, 11 de diciembre de 2018

Migración



La migración es el movimiento de personas, o dentro de un propio país o fuera de sus fronteras. Incluye todo tipo de movimientos, independientemente de las motivaciones, de duración y de naturaleza voluntaria o involuntaria. Abarca los migrantes económicos, los desplazados internos, los refugiados y los solicitantes de asilo, los repatriados y las personas que se desplazan para otros fines, entre ellos la educación y la reunificación familiar. 

La migración, sus diferentes motivaciones y el impacto que genera, deben ser abordados en el mismo esfuerzo por conseguir un mundo libre de hambre y pobreza. Con su misión de poner fin a la inseguridad alimentaria y la malnutrición, erradicar la pobreza y promover la gestión sostenible de los recursos naturales, la FAO ocupa un lugar estratégico para ayudar a los países a afrontar las dimensiones de la migración en las áreas rurales, las implicaciones para estas poblaciones y su impacto en el futuro de la agricultura y los sistemas alimentarios. 

Junto con sus asociados, la FAO está ampliando su foco de trabajo hacia el fortalecimiento de la contribución de los migrantes, los refugiados y los desplazados internos a la reducción de la pobreza, la seguridad alimentaria y la nutrición, y la resiliencia de los hogares rurales.

En 2017, hubo 258 millones de migrantes internacionales 

Se estima que hay 1 000 millones de migrantes internos en los países en desarrollo 

En 2017, hubo 68,5 millones de personas desplazadas por la fuerza en todo el mundo 

El 85% de los refugiados son acogidos por países en desarrollo 

Las mujeres representan casi la mitad de todos los migrantes internacionales 

1/3 de todos los migrantes internacionales tienen entre 15 y 34 años 

Las remesas internacionales se estiman en 613 000 millones de USD; alrededor del 40% son enviados a zonas rurales 

En 2016, los desastres naturales relacionados con el clima y el agua fueron responsables de 23,5 millones de desplazamientos. 

La migración, la agricultura y el desarrollo rural 

La migración debería ser una opción, no una necesidad. La cooperación internacional debería crear las condiciones que permitan a las comunidades vivir en paz y en sus tierras de origen. 

Los factores causantes de la migración incluyen la pobreza rural, la inseguridad alimentaria, la desigualdad, el desempleo y la carencia de un sistema de protección social así como el agotamiento de los recursos naturales debido a la degradación y al cambio climático. Promover el desarrollo rural y las oportunidades en la agricultura puede ayudar a abordar estos factores. 

Invertir en el desarrollo rural sostenible, la adaptación al cambio climático y la capacidad de resiliencia de los medios de vida en las áreas rurales es una parte importante de la respuesta global al desafío de la migración actual. 

Fortalecer la resiliencia de los medios de subsistencia, tanto para las personas desplazadas como para las comunidades de acogida, sienta las bases de una recuperación a largo plazo. 

Colaborar con los gobiernos, las agencias de las Naciones Unidas, el sector privado, la sociedad civil y las comunidades locales. La FAO está trabajando en aprovechar el potencial de la migración para mejorar la seguridad alimentaria y reducción de la pobreza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario