martes, 10 de diciembre de 2019

1 de cada 5 muertes se deben a malos hábitos alimenticios


La gente ya lo sabe: la mala nutrición está detrás de muchas enfermedades, como la obesidad y las enfermedades cardiovasculares. Pero lo que mucha gente no sabe es que los hábitos alimenticios poco saludables pueden matar más que los cigarrillos.

Esto es lo que muestra la investigación de Global Burden of Disease, el estudio de causa de muerte más grande del mundo.

Según la encuesta, publicada en la revista científica Lancet, una de cada cinco personas muere por una dieta inadecuada.

El profesor y director del Instituto de Medición y Evaluación de la Salud de la Universidad de Washington, Cristopher Murray, dijo a la BBC que las consecuencias de la mala alimentación en la salud son enormes:


“Descubrimos que la dieta es un elemento muy importante; su impacto en nuestro organismo es realmente muy profundo “, dice.

Entre los principales villanos se encuentra la sal, que representa alrededor de 3 millones de muertes.

El gran problema con la sal es que favorece la aparición de enfermedades cardiovasculares, ya que aumenta la presión arterial. También puede comprometer el funcionamiento adecuado del corazón y los vasos sanguíneos, causando insuficiencia cardíaca.

El cáncer y la diabetes también pueden ser causados ​​por una dieta pobre. Junto con la sal, una dieta baja en granos enteros y frutas también es perjudicial para la salud. Por esta razón, los académicos recomiendan una reducción en la ingesta de sal y carne procesada y una mayor preferencia por los granos enteros, nueces y semillas, frutas, verduras y legumbres. Tales alimentos tienen un efecto protector sobre el cuerpo, previniendo enfermedades.

Con respecto a la alimentación mundial, algunos países se destacan positivamente, como Francia, España e Israel, que tienen tasas de mortalidad más bajas por una dieta nutricionalmente pobre.

Los países asiáticos, especialmente el sudeste, sur y centro, tienen altas tasas de mortalidad debido a una dieta pobre.

En el caso de Brasil, los datos no son favorables. Según una encuesta realizada por el IBGE (Instituto Brasileño de Geografía y Estadística), el 90% de los brasileños están fuera del estándar de dieta saludable recomendado por la OMS (Organización Mundial de la Salud).

No hay comentarios:

Publicar un comentario