miércoles, 13 de mayo de 2020

¿Está en peligro la producción de aguacate en México por la pandemia?


URUAPAN, Michoacán. La producción de alimentos en México se mantiene en condiciones más o menos normales, aún en tiempos de aislamiento por la pandemia de COVID-19. Esta industria se encuentra entre las actividades prioritarias del país, tal como comentaron previamente a Sputnik representantes del sector agropecuario.

En particular, la cosecha de aguacate, uno de los productos emblemáticos de la agricultura mexicana, continúa pese a la emergencia sanitaria. En un comunicado publicado el 8 de abril, la Asociación de Productores y Empacadores Exportadores de México (Apeam) comentó que sus miembros trabajan para surtir la demanda de sus mercados principales —México y Estados Unidos—, al tiempo que reforzaban sus protocolos sanitarios para proteger a sus trabajadores.

“Todos los integrantes de la cadena de producción del aguacate de Michoacán están comprometidos con garantizar el desarrollo habitual de las jornadas laborales de acuerdo a los requerimientos de la temporada, así como el traslado de los trabajadores dentro de las regiones o zonas de producción, o entre estas zonas, y el regreso a sus lugares de origen, toda vez que el Gobierno del estado permite el libre tránsito dentro del territorio”, señaló la Apeam en un comunicado.

En el estado de Michoacán se concentra el 95% de la producción nacional, según datos del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP). Pese a ello, la Apeam destacó en el mismo mensaje que aún es pronto para medir las afectaciones por esta situación.

Sin embargo, la demanda de aguacate se ha visto reducida en las últimas semanas por la situación de emergencia que se vive en el mundo. “El surtimiento de aguacate ha tenido reducciones de hasta más del 70% por la caída de la demanda en Estados Unidos”, destacó Octavio Jurado Juárez, gerente general de la Asociación Mexicana de Secretarios de Desarrollo Agropecuario (AMSDA).

Estados Unidos es el principal consumidor de aguacate mexicano, ya que en ese país se estima que, en promedio, cada persona consume el equivalente a 3,5 kilogramos del fruto, de acuerdo con la Apeam. La mayor parte también se produce en el estado de Michoacán, ya que sus productores son los únicos con la certificación del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) para exportarlo a ese mercado.

Por las afectaciones del coronavirus en ese país, los productores locales mencionaron a medios locales que habían registrado la cancelación del 70% de sus pedidos a los Estados Unidos. A consecuencia de esto, la Secretaría de Desarrollo Rural y Agroalimentario (Sedrua) del estado de Michoacán informó que las empacadoras de aguacate se han visto obligadas a descansar a una gran parte de su personal.

En entrevista con el diario La Voz de Michoacán, el secretario de Desarrollo Rural y Agroalimentario, Rubén Medina Niño, destacó que no todo el personal que labora en alguna de las 64 empacadoras en esa entidad cuenta con las prestaciones de ley, específicamente los jornaleros.

“Estamos preocupados por lo que actualmente está pasando; debido a la situación crítica que está sucediendo en Estados Unidos, se han cancelado los pedidos, lo que se traduce en menos ingresos para los productores de aguacate en la entidad”, comentó el funcionario.

En 2019, Michoacán produjo ocho de cada 10 aguacates exportados por México, lo cual equivale a 2.392 millones de dólares. Esta actividad, además, involucra a 40.000 productores, quienes generan más de 16.800 empleos fijos al año, según datos de la Sedrua.

Por lo pronto, tanto las autoridades como los productores de aguacate coinciden en que es necesario intensificar las medidas sanitarias en los campos, a fin de garantizar que los trabajadores del campo no contraigan el coronavirus. Al momento, la Apeam afirma que no tiene conocimiento de casos entre sus afiliados, por lo cual aseguró que mantendrán sus actividades sin interrupciones.

A su vez, la Sedrua afirma que los daños económicos por las cancelaciones de pedidos no han tenido gran impacto en el sector, puesto que la temporada alta de exportaciones iniciará el mes de mayo. Por ello, confiaron en que si la pandemia cede en las siguientes semanas la exportación de aguacate a los Estados Unidos se reanudará.
Cadena de valor del aguacate refuerza medidas de prevención ante COVID-19

La Asociación de Productores y Empacadores Exportadores de Aguacate de México (APEAM) informa que, luego de ser decretada la fase 3 de la pandemia por COVID-19, productores y empacadores asociados han mantenido y reforzado todas las medidas necesarias para mantener la inocuidad del fruto y la salud de sus colaboradores.

En atención a las recomendaciones de las autoridades de salud, desde el decreto de la fase 2, se han reforzado los protocolos de control y cuidado sanitario al personal y la revisión exhaustiva de sus procesos, instalaciones y medios de transporte para garantizar la inocuidad del fruto, como vienen haciendo desde que se abrió el mercado de EEUU para el aguacate mexicano en 1997.

La APEAM ha solicitado particularmente a los productores montar un filtro de revisión para tomar la temperatura y facilitar gel en alcohol a quienes ingresen a huerta; a los empacadores ha pedido contar con un filtro de revisión para tomar la temperatura y detectar a trabajadores con algún síntoma y revisar que se mantenga la sana distancia y el uso de cubrebocas.

Los 62 empaques asociados han aplicado estas otras medidas:
Intercambio de turnos para conservar la sana distancia.
Realización de compras aún más al mayoreo para disminuir visitas de proveedores, a quienes se les solicitan seguir las medidas.
Cancelación de cualquier tipo de visita; todo se realiza vía telefónica.
Clausura de comedor, para evitar aglomeraciones, y adecuación de horarios para que tomen alimentos en casa.

Capacitaciones constantes sobre los síntomas del COVID-19.
Entre otras.

Asimismo, Las Juntas Locales de Sanidad Vegetal, instancias que vigilan el cumplimiento de las medidas fitosanitarias y de inocuidad en el proceso de cosecha del aguacate, también han llevado a cabo una serie de acciones en sus instalaciones que tienen presencia en los municipios que conforman la franja aguacatera, tales como:
Cancelación de capacitaciones y asambleas.
Evitar el contacto y tratar temas por teléfono.
Supervisiones de manera visual por parte de los ingenieros en los cortes de aguacate a cuadrillas y todo el personal presente.
Registro de bitácoras de huerto realizadas por los productores.
Entre otras
El eslabón más importante: los cortadores de aguacate

La Asociación ha reforzado también la comunicación e implementación de los protocolos de higiene e inocuidad antes, durante y después del corte de aguacate.

Así, ha solicitado a los cortadores reforzar las medidas de higiene antes de ingresar a huerto, además de proveer los insumos necesarios, tales como lavarse las manos y/o aplicar gel en alcohol antes de subir a cualquier transporte; usar cubrebocas durante todo el viaje y al cortar el fruto; trasladarse únicamente hacia el centro de trabajo y de regreso a su hogar; además de mantener la sana distancia.

Integrantes de la Asociación se han reunido con autoridades de varios municipios de la franja aguacatera para reforzar las acciones de sanidad tanto de los trabajadores como de la población, al ser la agricultura una actividad catalogada como esencial y con el objetivo de no frenar la cadena de suministro alimenticio y así evitar, en la medida de lo posible, un mayor daño a la economía de los 40 municipios que viven directa o indirectamente de la producción del aguacate.


No hay comentarios:

Publicar un comentario