martes, 2 de junio de 2020

Científicos de IPN crean kit de diagnóstico temprano de cáncer de huesos



Esta prueba permitirá ofrecer mejores expectativas de vida a muchos niños y adultos jóvenes, ya que son los grupos en los que se registra el mayor índice de esta neoplasia

Ciudad de México, 26 de mayo de 2020.— Mediante un inmunoensayo (prueba de Elisa), científicos del Instituto Politécnico Nacional (IPN) comprobaron la sobreexpresión de una proteína en suero de pacientes con cáncer de huesos, por lo que desarrollaron una prueba para el diagnóstico temprano, la cual se incluirá en un kit que permitirá la detección oportuna de esta neoplasia, ya que actualmente no existe un marcador específico para descubrirla y su diagnóstico tarda aproximadamente seis meses y la mayoría de las veces ya se encuentra en etapas avanzadas.

La investigación corre a cargo de la doctora Paola Castillo Juárez de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas (ENCB), quien destacó que a diferencia de una biopsia, esta prueba no es invasiva y tendrá un costo accesible. “La presentación portátil que se incluirá en el kit brindará el resultado en aproximadamente una hora y se diseñará de tal forma que el médico pueda conocer la fase en que se encuentra la enfermedad”, puntualizó.

Este marcador tumoral, cuya patente está en trámite, permitirá ofrecer mejores expectativas de vida a muchas personas que desarrollan este tipo de cáncer, el cual es muy agresivo y puede ocasionar la pérdida de extremidades o la muerte.

La investigadora indicó que, como parte del protocolo, se realizaron pruebas con muestras de suero y orina de personas con osteosarcoma (cáncer de huesos más común), cánceres de tiroides, próstata, ovario y mesotelioma (en el recubrimiento pulmonar), además en 130 donadores sanos.

Los estudios determinaron que aun cuando la proteína ZNF-395 se expresa en la orina, la presencia en el suero es muy superior. “La evidencia mostró que en ningún otro tipo de cáncer se sobreexpresó la molécula, en tanto que en el suero de personas sanas su nivel fue normal, entre 90 y 100 microgramos, a diferencia de las muestras de osteosarcoma en las que se elevó entre 800 y mil microgramos dependiendo del avance de la enfermedad.

“Esto permite concluir que la proteína es un marcador específico para esa neoplasia”, afirmó. Esta proteína es de tipo celular y tiene varias funciones en el organismo, entre ellas, el papel que juega en el crecimiento y apoptosis (muerte) de las células y cuando no hay oxígeno suficiente actúa como mecanismo de defensa, ya que ayuda a generar citocinas que despiertan al sistema inmune. “Sin embargo, ante el osteosarcoma actúa como marcador tumoral”, enfatizó.

Actualmente el nivel de la proteína se visualiza mediante un espectrofotómetro, pero la prueba portátil determinará el resultado con solo colocar la muestra del paciente.

En cuanto a los síntomas, los pacientes manifiestan dolor en los extremos de los huesos, por lo que muchas veces se confunde con malestares articulares, dolor generalizado, un poco de inflamación y en etapas avanzadas edema cada vez mayor. En los deportistas se puede confundir con fatiga generada por su actividad.

Al respecto, la doctora indicó que muchas personas creen que los niños manifiestan dolor por el crecimiento o “porque están dando el estirón”, lo cual es erróneo y ante ese tipo de malestares es importante consultar con un especialista para que inicie estudios como: química sanguínea, radiografías y una tomografía para establecer un diagnóstico.

“Con el desarrollo del kit, que esperamos terminar este año, se podrán acortar los tiempos, ya que desde los primeros síntomas de dolor será posible detectar la neoplasia”, acotó.

Los estudios se han realizado con apoyo del especialista del Instituto Nacional de Cancerología (Incan), Mario Cuéllar Hübbe, además de contar con la participación de una docena de estudiantes de licenciatura que se han graduado con el proyecto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario