Nuestra historia en imágenes


Como parte de las acciones de seguimiento y capacitación que CENADIN tiene con agricultores de Xochimilco, Chiapas, Puebla y Veracruz, el miércoles 25 de noviembre de 2015, un grupo de 50 productores agrícolas asistieron a la Expo agroalimentaria en la ciudad de Irapuato, Gto. con el fin de conocer las nuevas tecnologías en cultivos, maquinaria, abonos, invernaderos... Felicitamos a este grupo de productores que participaron con mucho entusiasmo.








 Calladas, con sus rebozos y un niño cargando…








Manuel Gómez Granados.

Cubiertas con sus rebozos, calladas, curtidas por el frío y muchas cargando a un niño descalzo, ayer se reunieron más de 400 mujeres de la sierra norte de Puebla, en Chiconcuatla, para participar en uno de los talleres que imparte el Centro Nacional para el Desarrollo Integral, Cenadin, A.C .

En esa región, apartada y todavía mal comunicada, 80% de los habitantes son indígenas. Muchas de las mujeres, descalzas, trasladan en sus espaldas leña que recogen en el campo y que les sirve para cocinar sus alimentos; la pobreza tiene rostro femenino e indígena; más del 20% de los hogares tiene como sustento a una mujer. También es común ver en la milpa a todos los miembros de la familia desyerbando, con el azadón en la mano o hasta jalando el arado.

Las tortillas, frijoles, quelites, tamales y algunas verduras son el alimento para las familias de poco más de seis integrantes que, con el trabajo de todos —básicamente de la agricultura rudimentaria— alcanzan menos de 900 pesos mensuales para sobrevivir. La pobreza y marginación son evidentes y por momentos parece que no hay salida.

La mala alimentación y muchas veces el hambre generan enfermedades que luego no pueden curarse. No se trata de cifras o de estadísticas, sino de niños de carne y hueso, con nombre, rostro e ilusiones que se truncan por la desnutrición. 

Por falta oportunidades, Chiconcuautla es expulsor de mujeres cuyas familias se desintegran porque van a las ciudades a trabajar en el servicio doméstico. Mujeres que no se ven ni se escuchan ni deciden ni son protagonistas, pero llevan el mayor peso de la carga, pues aunque también los varones emigran, a ellas les pagan menos. 

Hace años, Cenadin acompaña a mujeres para formarlas y capacitarlas, a fin de que produzcan sus propios alimentos y mejoren su nutrición y sus cultivos: producen setas, alimento con una excelente fuente de proteínas. Con apoyo del Instituto Nacional de las Mujeres, Inmujeres —que promueve la equidad de género—, Cenadin realiza talleres y cursos como parte de una serie de actividades de formación y capacitación, a fin de que las mujeres se empoderen, reconozcan sus derechos, se organicen, y mejoren la alimentación de sus hijos y familias. Actividades que se suman al dinámico trabajo tanto del Presidente Municipal Claudio Garrido Hernández y su esposa, Belén Soto, como del padre Manuel Cerón Hernández.

Empoderar a las mujeres, ayudarlas a que sean conscientes de sus derechos y participen más activamente en su comunidad, visibilizar su aporte, y capacitarlas para el trabajo es parte de los objetivos que se persiguen. Además de fortalecer el tejido social, crear vínculos solidarios entre ellas, y que mediante su trabajo obtengan mejores ingresos.

Rafaela, una de las participantes, dijo: “Nunca había ido a un curso. Aprendí de nutrición que me servirá para darle de comer mejor a mis hijos, y también entendí qué son los derechos humanos, de los que todo el mundo habla pero no te los enseñan ni se respetan mucho”. Y Margarita expresó: “Quiero hacer un grupo organizado como asociación para que podamos ayudarnos mejor entre nosotras y ganar más con la venta de las tortillas y lo que hacemos. Ya vi que es difícil, pero sí se puede”. Las dinámicas del taller facilitaron que expresaran sus necesidades y puntos de vista.

Cenadin está elaborando un texto en español y náhuatl sobre mujeres que han destacado en la política y otro sobre cómo organizarse mejor.

Sin cambios estructurales y de mentalidad, pobreza, desigualdad y marginación seguirán siendo parte del paisaje cotidiano.


manuelggranados@gmail.com

Compromiso, trabajo y capacitación


Mujeres indígenas de la Sierra Norte de Puebla, del municipio de Chiconcuautla, y de la Costa-Itsmo en Pijijiapan, Chiapas, recibieron en noviembre de 2014 capacitaciones para el cultivo de hortalizas y la producción de abono orgánico. En el mes de marzo de este 2015, estos grupos de mujeres reciben por parte de CENADIN semillas de distintas hortalizas para que produzcan sus propios alimentos: acelga, frijol ejotero, calabaza, jitomate, brócoli, lechuga, cilantro, espinaca.

Las mujeres que participan en estos proyectos para garantizar la seguridad alimentaria de ellas y sus hijos, saben que no se puede aspirar a un verdadero cambio para mejorar sus condiciones de vida si no existe compromiso, trabajo y capacitación.




Capacitaciones para personas de El Vergel, Pijijiapan, Chiapas.


Durante todo el mes de noviembre de 2014, CENADIN AC trajo a la ciudad de México a más de 20 personas de El Vergel, municipio de Pijijiapan, Chiapas, en donde estamos ejecutando un proyecto de seguridad alimentaria gracias al apoyo de MANOS UNIDAS.

El objetivo de que estas personas vinieran hasta la Ciudad de México a varios cursos intensivos fue triple: En primer lugar, que salieran de sus comunidades para que conocieran un poco más la realidad de México, y particularmente del Distrito Federal.

En segundo lugar, que se actualizaran y reforzaran sus conocimientos en el cultivo de hongos tipo seta, producción de lombriabono, y uso y aplicación de plantas medicinales.
En tercer lugar, que conocieran la experiencia de otras comunidades, que como ellos, también están buscando la seguridad alimentaria a fin de superar la situación de hambre, desnutrición y marginación.

La experiencia resultó muy positiva para los asistentes, pero fue agotadora para quienes vinieron de El Vergel, pues el viaje por carretera les llevó más de 16 horas. La mayoría de quienes vinieron nunca había salido de su comunidad, y por su puesto nunca habían hecho un viaje de tantas horas.

Los Misioneros del Espíritu Santo nos rentaron el espacio para hospedaje y alimentación, lo cual hizo que ellos estuvieran en un ambiente más familiar.

Estos cursos, a decir de los propios asistentes, fueron muy provechosos y sobre todo, reforzaron la esperanza para que sigan trabajando en su propio desarrollo.

Cualquier proyecto de desarrollo comunitario tiene, como uno de los retos principales, la necesidad de acompañamiento permanente y el cambio de mentalidad, pues como decían los antiguos: “Nada pueden las leyes sin las costumbres”.


El trabajo es una plegaria que el cielo no desatiende nunca.

Justo Sierra.


El trabajo tiene su recompensa. Después de un año en el que CENADIN AC acompaña a grupos de mujeres indígenas de Chiconcuautla, Puebla, en procesos de cultivo de hongo seta en micro invernaderos, en plenas fiestas decembrinas, la producción alcanzó uno de sus máximos rendimientos, han cosechado 260 kilogramos de hongo en menos de 40 días en un espacio de 20 metros cuadrados. Es un motivo de orgullo y de realización personal para estos grupos de mujeres que son protagonistas de su propio desarrollo y que trabajan por pasar de condiciones de vida menos humanas a condiciones de vida más humanas. ¡En horabuena!









Manual de 100 plantas medicinales de la Sierra Norte de Puebla

Diciembre de 2013



 Curso de 100 plantas medicinales de la Sierra Norte de Puebla

Noviembre y diciembre de 2013











Paso a paso avanzamos en Los Altos de Chiapas

Octubre de 2013

    En el municipio de San Juan Chamula, Chiapas, en la comunidad de El Crucero, un grupo de 15 jefas de familia cultiva 200 árboles frutales.

15 jefas de familia con el apoyo de CENADIN, se capacitaron y emprendieron el cultivo de árboles frutales, entre los que destacan el durazno, la manzana, el aguacate… a través de esta iniciativa, obtendrán frutas para mejorar la alimentación de sus familias; y además, a mediano plazo, producirán conservas y mermeladas que les permitirán obtener un ingreso económico.

Hongos comestibles, una rica fuente de proteínas.

El mismo grupo de jefas de familia de El crucero, capacitado por CENADIN, cultiva hongos comestibles en un micro invernadero, de tal manera que obtienen para su consumo familiar una rica fuente de proteínas. Esto es importante porque los hongos contienen en base seca 35% de proteínas, dato significativo si se les compara con el 25.2% de la leche y el 19.4% de la carne de res. Los excedentes de los hongos se venden en los mercados cercanos, lo que les representa un ingreso económico.
      

Comunidad de Yashanal, municipio de Tenejapa, Chiapas, por el mismo camino.

En la comunidad de Yashanal, municipio de Tenejapa, también un grupo de 15 jefas de familia, con el apoyo de CENADIN, se capacitó y emprendió la producción de hongos en un micro invernadero. Son mujeres emprendedoras que han decidido asociarse para producir sus propios alimentos. Un claro ejemplo de empoderamiento de las mujeres que tratan de hacer frente a las necesidades de sus familias.

Un proyecto que reutiliza desechos.

Para producir hongos comestibles, utilizan pacas de paja que se pasteurizan y que sirve como sustrato para el cultivo de hongos comestibles. La paja, cuando ya no es útil en la producción de hongos, se integra a un proceso de lombricomposteo para producir abono orgánico, a este abono se le llama humus, que sirve para cultivar hortalizas y árboles frutales. Tanto la producción de frutas, hortalizas y hongos comestibles forman una cadena virtuosa donde se reutilizan los desechos orgánicos, se conserva el medio ambiente, y se recuperan los suelos para la actividad agrícola.


Capacitar a 30 jefas de familia representa un beneficio directo para al menos 150 personas, que ahora producen sus propios alimentos, y trabajan para crear mejores condiciones de vida para ellas y sus familias.

Proyecto de producción de hortalizas y hongos comestibles en localidades de Yetón, Aldama, Chiapas, y El Crucero, San Juan Chamula, Chiapas.

ABRIL DE 2013

PRODUCCIÓN DE HONGOS










PRODUCCIÓN DE HORTALIZAS















Entrega de despensas a adultos mayores del municipio de Chignahuapan, Puebla.


El jueves 12 de junio de 2012, en apoyo a la población que vive en situación de exclusión y marginación, especialmente adultos mayores, CENADIN, AC. implementó un mecanismo de distribución de artículos de la canasta básica.
La ayuda se canalizó especialmente a personas de las comunidades de Tzitla, Toltempan, Acoculco y Teotlalcingo, comunidades rurales del municipio de Chignahuapan, Puebla. La ayuda benefició a más de 60 familias.







CENADIN, AC

Entrega de juguetes en el municipio de Venustiano Carranza, Chiapas
13 de enero de 2012





"La satisfacción de ver sonreir a nuestros niños es algo que no podemos dejar de agradecer"










No hay comentarios:

Publicar un comentario